Experiencias calientes que no pueden faltar en el currículo (sexual) de una mujer

El progreso cultural de los últimos decenios también ha llevado a las mujeres a emanciparse sexualmente. Así que ya no son sólo los hombres los que dan rienda suelta a sus fantasías sexuales. Tener sexo casual con un extraño, realizar o disfrutar de un espectáculo de sexo en vivo a través de una cámara web, intercambiar parejas o divertirse con juguetes sexuales, tal vez frente a un espejo, son fantasías comunes entre las mujeres.

Una pareja de jóvenes follando

Las mujeres también se excitan y aman el sexo. Este concepto simple y un tanto obvio está afectando sólo en las últimas décadas a siglos de estereotipos, represión de la sexualidad y de la libertad femenina. Una libertad que debe ser vivida y conquistada al máximo, sin miedo a un juicio modesto y a menudo todavía muy severo de ciertos componentes de nuestra sociedad.

La única manera de hacerlo es entender cómo enriquecer la vida con tantas experiencias independientes, sin descuidar aquellas que, según los más conservadores, son la única prerrogativa del entretenimiento del hombre: las experiencias eróticas.

De hecho, no olvidemos que el erotismo es una parte importante de nosotros; nos ayuda a conocernos, a valorarnos y a vivir mejor. Por eso es tan vergonzoso y curioso. ¡He aquí una pequeña lista de experiencias calientes que una mujer no debe perderse!

Probar sitios de citas para sexo casual

Los sitios de citas, así como las aplicaciones especializadas, son una experiencia intrigante y, si se utilizan con las precauciones adecuadas, también se convierten en un juego erótico sin riesgos.

Ya sea para coquetear inocentemente, para esconderse completamente detrás de una protección segura del ordenador, o para conseguir una cita, no importa como: todo el mundo puede vivir esta experiencia como mejor le parezca. Todo siempre con las precauciones obvias (también válidas para los hombres) para la seguridad informática y las citas en general.

El sexo vivido como un momento recíproco de bienestar, despertado como una aventura caliente en común, es una experiencia liberadora, que libera a las mujeres del papel de un ser pasivo y sumiso en la búsqueda independiente del sexo simple y saludable.

Experimenta el sexo virtual

Otra experiencia muy picante, que puede transformar muchas fantasías y llevar a experiencias intrigantes sin compromiso, es el llamado sexo virtual. Tal vez es una consecuencia del primer consejo caliente, en un chat erótico público o privado.

En algunos casos, nos limitamos a enviar mensajes de texto, es decir, mensajes de texto abiertamente eróticos (tanto entre desconocidos como entre parejas fijas). En otros, puedes intercambiar fotos calientes o usar la cámara web para hacer un show de sexo en vivo como las chicas en la webcam. Además de la obvia llamada a la prudencia, incluso en estos casos, el sexo virtual ilumina todas las fantasías típicas de la imaginación provocada sólo por las palabras.

Puedes escribir inventando detalles un poco más atrevidos de lo habitual, o incluso mirando webcams eróticas, escribiendo algo para atraer a la otra parte. ¡El sexo virtual no tiene límites de para la imaginación!

Bondage

Ves un poco más lejos de lo habitual en la cama

Deja a un lado las opciones fáciles y la monotonía, a veces excédete un poco y deja los esquemas habituales en la cama, así encenderás ese deseo que una mujer siempre debe probar. Atrévete a practicar el bondage de forma tranquila, las esposas, el látigo de juguete, los vendajes y los juegos de rol son actividades que, con tu pareja fija o un compañero ocasional, nunca debe tener miedo de probar. Las prácticas son numerosas y el sexo puede transformarse en una experiencia variada, intrigante y a veces simplemente divertida.

Visita un sex shop y compra algo

Sin duda hay un gran número de juguetes sexuales para mujeres que pueden mejorar mucho la vida de la pareja y de la mujer soltera. Poseer un vibrador no es un crimen. ¡Ni siquiera dos! Para las más tímidas, hay sex shops online, que envían paquetes estrictamente anónimos.

Sal a la calle sin bragas

Esta es una pequeña experiencia caliente al alcance de todas, sin gastos, sin compromiso y preferiblemente con falda. Este pequeño gesto te puede dar sensaciones muy especiales, una libertad nunca antes experimentada, con toda la seguridad, sin embargo, tanto en el perfil higiénico como en el aspecto legal, ¡utiliza una prenda de vestir que cubra lo suficiente, por supuesto!

Una chica se masturba frente a un espejo

Usa el espejo

Las mujeres son a menudo las más severas consigo mismas frente al espejo, trágicamente llevadas a una autocrítica brutal desde que eran jóvenes. La “terapia” del espejo, para ser probada en pareja o incluso completamente sola, es una excelente cura. Sólo se necesita intimidad, sin ropa y un gran deseo de explorar amorosamente la propia imagen reflejada en todos los puntos, con poses estrictamente atrevidas.