Cómo reavivar la magia del sexo

Cuántas veces nos ha pasado que ya no estamos disfrutando el placer del sexo de una manera excitante e intrigante, muchas veces, esto se debe a que nos aburrimos de tener siempre relaciones sexuales de la misma manera, y la falta de nuevos estímulos nos lleva a un aplanamiento de la vida erótica: pero ¿qué se puede hacer para evitar la insatisfacción, la que siempre termina causando amargas desilusiones en una de las áreas más placenteras y agradables de la vida, a es decir, en la vida sexual?

reavivar la magia del sexo

Pues bien, en muchos casos, es sólo cuestión de comprensión: dependiendo de la pareja que elijas para tus noches de pasión, de hecho, podría nacer algo demasiado vinculante que, con el paso del tiempo, podría reducir el aliento de la novedad propia de los primeros encuentros, y a ello se podrían añadir también las diferencias en la forma de ver el sexo que, como siempre, contribuyen a crear un verdadero campo de batalla entre hombres y mujeres.

Para reavivar la magia del sexo, especialmente en aquellas relaciones que han durado mucho tiempo, la única solución es precisamente introducir en estas nuevas historias paralelas, aquellos elementos que siempre se han creído que corrigen la tendencia negativa de cada relación entre dos parejas: tener sexo de una manera inusual, quizás en una mesa, o incluso en el sótano, en la lavadora o, por qué no, en el balcón, con el debido cuidado de no exponerse a las miradas indiscretas de los vecinos.

Y entonces, de nuevo, en muchos casos podríamos superar el aburrimiento de la monotonía del sexo empujándonos un poco más allá de lo habitual, enriqueciendo la relación con el placer de vivir nuevas experiencias, ofreciendo una mayor disposición para satisfacer incluso los deseos más increíbles de nuestra pareja, evitando en este sentido que un amante pueda transformarse en algo o aún peor que una esposa normal se convierta en una mujer amargada por un matrimonio que no funciona y que ya no es capaz de excitar.