La migraña arruina el sexo

A veces puede suceder que el deseo sexual no esté siempre en los niveles más altos, por una o mil razones y, en consecuencia, otros aspectos de la cotidianidad acaban siendo fuertemente afectados, arruinando la vida cotidiana, sobre todo, cuando la sensación de insatisfacción despega, reduciendo todo tipo de sentimientos positivos y placenteros, y hace que una persona se sienta realmente mal consigo misma y también con los demás.

Ocurre que, las mujeres en ocasiones sufren de migraña, cuando una mujer tiene migraña hay una notable disminución del deseo erótico, cuando el deseo de tener sexo que se vuelve muy redimensionado y, sobre todo, limitado en la voluntad de experimentar nuevas fantasías y emociones, crea un límite real para quienes quieren vivir su relación con el sexo sin inhibiciones.

Una mujer con migraña

La incidencia de la migraña, especialmente en el caso de las mujeres de aproximadamente 40 años, se convierte en una ley casi científica, con una notable reducción del deseo, de disfrutar de los placeres del sexo que, dentro de una relación, acaban debilitando sus bases, teniendo en cuenta que la complicidad y el deseo de experimentar nuevas sensaciones y emociones es sólo una de las características de toda pareja sólida que quiera disfrutar plenamente del sexo.

En muchos casos, parece que las mujeres que sufren dolores de cabeza ni siquiera pueden disfrutar de los placeres del sexo, precisamente porque este tipo de trastorno de salud limita su capacidad para disfrutar realmente de las emociones más picantes y placenteras, haciendo del sexo una experiencia vacía de sensaciones, convirtiéndola esencialmente en algo tristemente insignificante.

Por lo tanto, ten cuidado con la migraña: puede reducir tu vida sexual, como es el caso de las parejas que sufren de este problema.